miércoles, 28 de enero de 2009

Unos cuantos detentan el poder en San Miguel dice el FACS



ASPECTO del Centro Histórico de San Miguel de Allende.
El Sol del Bajío
26 de enero de 2009
Alma Gabriela Pérez

San Miguel de Allende, Gto.- Miembros del Frente Amplio Cívico Sanmiguelense (FACS) denunciaron a través de un comunicado que hay un grupo de poder encabezado supuestamente por el actual Senador de la República, Luis Alberto Villarreal García. Indican que este grupo ha acaparado el poder en el municipio para cumplir sus propios fines y sus caprichos, además de enriquecerse con la repartición de cargos públicos.

El FACS está integrado por "un grupo de sanmiguelenses, independientes de cualquier credo o corriente política", que se han dedicado a analizar los acontecimientos del municipio.

En su reciente comunicado, aseguran que un grupo de personas encabezadas por Luis Alberto Villarreal se han beneficiado con la repartición de cargos públicos en los cuales cobran altos sueldos y que no cumplen el perfil de servidor público. Señalaron algunos casos de presunta corrupción, como que el Ayuntamiento sobrepasó el tope salarial para sus integrantes y que el sueldo del presidente municipal está por arriba de la recomendación hecha por el congreso del estado.

Mencionaron que el congreso del estado "puso en evidencia la corrupción en el trienio de Luis Alberto Villarreal y estando como secretario del Ayuntamiento Jesús Correa, pues vendieron vehículos supuestamente chatarra en cantidades irrisorias", mencionan como ejemplo, que un Tsuru Nissan pick up modelo 1993, se vendió en 500 pesos y un chevrolet 1993 en 6 mil pesos, indicaron que el síndico municipal en ese momento, Juan Pascualli, quien pretende ser diputado federal, debió tomar cartas en el asunto ya que era su obligación proteger los intereses del municipio.

En el 2008, se enteraron de que el gobierno municipal fue castigado por la federación, por supuesto manejo indebido de dinero destinado al combate de la pobreza por más de 20 millones. Indicaron que se pretendía concesión millonaria para "ciertas personas (amigos o socios)" para la colocación de parquímetros. Agregaron que en la actual administración municipal, se ha realizado un gasto excesivo de publicidad, "pues a falta de acciones de gobierno efectivas, Correa y Franyutti (Filkenstein) pretenden engañar a la población con una publicidad masiva, repitiendo hasta el cansancio que llevan un buen gobierno, bajo la idea de que una mentira repetida 100 veces se convierte en una verdad", además dijeron que el gasto de publicidad para este año es de 3.7 millones de pesos

Mencionaron el caso del intento de entregar el edificio de presidencia municipal en un comodato de 99 años, presuntamente para beneficiar a incondicionales de Villarreal. Integrantes del FACS dijeron que estas son sólo algunas anomalías que han detectado y que piensan puede haber más.

Este escrito, lo reparten y sacan copias para distribuirlos entre la población, según ellos, para que no sucedan más actos de esta naturaleza en San Miguel de Allende y que no hayan más gobernantes corruptos.