martes, 27 de enero de 2009

Ciudad mágica



Sitio clave para la Independencia de México, San Miguel de Allende es además Patrimonio Cultural de la Humanidad

Gisela Orozco
Enviada La Raza
San Miguel Allende, México | 2009-01-25 | La Opinión

Ubicada en la zona del Bajío en el estado de Guanajuato (México), San Miguel de Allende encierra en cada una de sus calles historia, tradición, arte y magia.
Considerada una de las ciudades más bellas del país, fue fundada en 1542 por el monje franciscano Fray Juan de San Miguel, quien la nombró San Miguel El Grande.
HONOR A ALLENDE

Durante la guerra de Independencia, San Miguel fue sitio clave para las reuniones de conspiración.

En pleno centro de la ciudad, justo al frente de la parroquia de San Miguel, se encuentra la casa de las conspiraciones, que en ese entonces fuera propiedad de Don Domingo Allende, hermano del General Ignacio Allende, una de las principales figuras del movimiento insurgente.

Ignacio Allende fue fusilado el 26 de junio de 1811, después del triunfo del movimiento. El 8 de marzo de 1826, su terruño fue elevado al grado de ciudad y su nombre cambiado a San Miguel de Allende, en su honor.

ARQUITECTURA ÚNICA
Actualmente la ciudad cuenta con una gran población de estadounidenses que han encontrado aquí un lugar mágico para vivir, con buen clima y con especial apreciación a las artes.

En parte, sus nuevos habitantes han inyectado una buena dosis de recursos económicos a la ciudad, que el año pasado fue nombrada Patrimonio Cultural de la Humanidad, gracias a sus joyas arquitectónicas.

Destacan entre ellas el Palacio de los Condes de la Canal; la parroquia de San Miguel, cuya fachada de estilo neogótico fue obra del albañil Zeferino Gutiérrez, al igual que el Templo de la Concepción, cuya cúpula es una de las más altas del país.
Además, encontramos la casa del Inquisidor; el Centro Cultural Ignacio Ramírez "El Nigromante" -que alberga un mural de David Alfaro Siqueiros-, el teatro Ángela Peralta; la Santa Casa de Loreto, entre otros.

RUMBO EL MIRADOR
La calle Salida Real a Querétaro -nombrada así por ser la salida hacia esa ciudad-, cuenta con varios sitios interesantes.

El primero es el templo donde se filmó parte de la cinta "El Padrecito" de Mario Moreno Cantiflas, seguido justo al lado por el hotel Posada La Ermita, que fuera propiedad del "Mimo de México".

Un poco más adelante, en la acera de enfrente, encontramos la que fuera la casa del cantante Pedro Vargas, llamado "El tenor de las Américas", propiedad que él bautizó como "La Gloria". Vargas es oriundo de San Miguel y uno de sus máximos orgullos.
La casa está justo al lado del mirador, desde donde se puede admirar la belleza de San Miguel en todo su esplendor. Ahí también encontramos una escultura de Vargas hecha de madera.

Para comprar artesanías de talavera, madera, latón, papel maché, plata o vidrio soplado, está el mercado de artesanías sólo a unas cuadras del centro, con precios más accesibles que las artes que se venden en la zona de la parroquia.

2 comentarios:

technology dijo...

zilong471
binghe660
axun888
aiolisi113
kaxiu600

Lupita dijo...

hola! apenas encontre tu blog y apenas lo estoy explorando...
me gustaria saber tu opinion sobre los americanos que viven en SMA, he leido algunos articulos (en ingles), sobre gente que dice que los americanos insultan y llegan a tratar mal a la poblacion, no se si sea verdad por que todo lo que se lo leo mediante articulos en internet...
hasta pronto!