sábado, 16 de diciembre de 2006

Trata Colegio de Arquitectos de cuidar fisonomía de SMA



Proyecto gigante
Desde hace más de cuatro semanas se colocaron espectaculares en la ciudad anunciando la construcción de un edificio moderno para departamentos.


El Correo de Guanajuato, Carlos García, Sábado, 16 de Diciembre de 2006.

Hacen lo posible para que el proyecto de construcción de un edificio de departamentos se adecúe a su arquitectura

La administración 2003-2006 autorizó la construcción de un edificio moderno de departamentos de seis pisos que rompe con la arquitectura de San Miguel de Allende, por eso el Colegio de Arquitectos interviene porque “estamos matando a la gallina de los huevos de oro”, consideró el presidente de la agrupación, Raúl Barrera García.

Desde hace más de cuatro semanas cuando colocaron los espectaculares anunciando la construcción de un edificio moderno de seis pisos para departamentos denominado “El Caracol”, el Colegio de Arquitectos de San Miguel de Allende buscó a los inversionistas y a las autoridades locales.

Les hicimos saber nuestra preocupación de este edificio modernista, que se veía en el espectacular, nos proporcionaron los planos, los analizamos para proponer mejoras... trabajamos en varias propuestas” para no afectar la arquitectura de la ciudad, comentó Raúl Barrera.

“No hay una solución porque no es una obra fácil, porque es un volumen que nunca se ha visto en San Miguel de Allende, sería el edificio más grande que se está proponiendo hacer, los dueños entendieron la situación, saben que con este tipo de obras pueden afectar drásticamente la arquitectura de la ciudad”, explicó el arquitecto.

El edificio tendría una altura de 22 metros; pero el Colegio de Arquitectos propone que máximo sean 15 metros, que de seis pisos baje a cuatro. También elaboran un diseño arquitectónico acorde con la ciudad y que disfrace las dimensiones de la obra con el cerro, señaló Barrera García.

Desgraciadamente poco se puede hacer para evitar la construcción del edificio porque “el problema es que en el 2005 la administración pasada autorizó el proyecto, por todos lados ellos (los inversionistas) cumplen”, dijo.

El jueves el director responsable de la obra, Eduardo Obregón, renunció, por eso Desarrollo Urbano tiene que parar la construcción hasta que otro arquitecto supervise los trabajos, apuntó.

Lo importante es que los inversionistas están concientes del problema, por eso tienen acercamientos con los arquitectos y el gobierno local, “para que ellos no salgan perjudicados, porque ya invirtieron en base a un permiso que las autoridades les dieron”, expuso Raúl Barrera.

“A San Miguel lo buscan los extranjeros porque su característica de pueblo tranquilo, bonito y creo que se nos está saliendo de las manos porque nos estamos volviendo una ciudad como tantas (modernas), realmente estamos preocupados de que se sigan dando estos permisos" consideró La ciudad no tiene mar, no tiene montañas, lo único que ofrece al turismo es la arquitectura.

, "si rompemos esto a qué vendría el extranjero, el turista, nos estamos convirtiendo en una ciudad más" argumentó el arquitecto. Sobre la Mega Comercial Mexicana dijo que es el ejemplo claro de lo que no se debe hacer en San Miguel de Allende "nos da vergüenza, el director responsable fue un arquitecto sin conocimiento del pueblo, un mercenario simplemente por ganarse un dinero fácil, por se tuvo que tomar el modelo de Guanajuato y aplicarlo".
 

1 comentario:

el guapo fantomas dijo...

Felicitamos al Arq. Eduardo Obregón por declinar como perito oficial de la obra por parte del Colegio de Arquitectos. Esperamos que a ningún otro miembro de esta asociación se le ocurra avalar la barbaridad que pretenden levantar en El Caracol. Digo,
Guapo Fantomas