jueves, 24 de abril de 2008

Contaminado el 60% de las aguas superficiales


REUNIÓN FORMAL
Legisladores del Congreso local convocaron a Felipe Polo, titular de la delegación de Conagua para evaluar niveles de contaminación en acuíferos.

Por: Rosa Balderas,
Jueves, 24 de Abril de 2008
Correo

El director local de Conagua planteó ante diputados el panorama de la problemática en los acuíferos
GUANAJUATO

En reunión con los diputados de la Comisión de Aguas, que encabeza el perredista Arnulfo Montes de la Vega, el director local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Felipe Polo Hernández y personal de la dependencia reconocieron que el 60 por ciento del volumen contenido en los principales cuerpos superficiales del agua (presas, ríos, lagunas), se encuentran "altamente contaminados" en el estado.

El funcionario federal fue invitado por los legisladores locales para conocer el panorama general de la situación del agua en la entidad, pero también para exponer la problemática legal a la que pueden enfrentarse en su trabajo y que pudiera incluirse en una futura reforma de la ley en la materia.

De esta forma, los temas de contaminación, explotación de aguas superficiales y subterráneas, saneamiento, la cuenca Lerma-Chapala y otros, fueron ampliamente expuestos por Polo Hernández, quien en entrevista posterior, reveló que a la fecha las principales presas de la entidad están al 40% de su capacidad, aunque se esperan las primeras lluvias a mediados del mes de mayo.

Al tiempo de reconocer también la grave contaminación de los mantos freáticos y la gran explotación a través de los 17 mil pozos –cifra oficial- aceptó que no tiene recursos económicos ni humanos, para la verificación y sanción a los pozos clandestinos.

Aceptó también que "aunque hay programas para saneamiento de las cuencas, no se ha cumplido" ni en cuestión tributaria ni en el saneamiento, por lo que se ha propuesto una modificación para la normativa de descargas residuales para que disminuya el volumen de aguas contaminadas descargadas, a través del tratamiento.

ZONAS ALTAMENTE CONTAMINADAS

En la exposición se indicó que León es una zona "altamente contaminada", al igual que el río Laja a la descarga del río Querétaro, aunque a lo largo del trayecto del río, existe dilución de esos contaminantes, de tal suerte que al llegar a la confluencia del Laja-Lerma "ya se observa la calidad del agua poco contaminada", igual que en Salamanca, por lo menos en lo que toca al parámetro de demanda de química de oxígeno.

Se dijo que en la parte alta el Turbio sigue muy contaminado y que las fuentes principales de contaminación detectadas constan de sólidos, materia orgánica, detergentes, grasas y aceites, metales pesados y sales; por lo que el 60% del volumen contenido en los principales cuerpos superficiales del agua, se encuentran "altamente contaminados", el 25% "contaminados" y sólo el 15% "aceptables".

En cuanto a la calidad del agua subterránea, el promedio es de 600 miligramos de sólidos totales disueltos y los acuíferos que presentan mayor contaminación son: el valle de Celaya, sobre contaminación urbana y riego con aguas residuales; Salvatierra, Acámbaro y Valle de Acámbaro con "contaminación natural", en Pénjamo y Abasolo contaminación por agroquímicos que corresponden a la cuenca, parte baja del Lerma y Turbio y el valle de León, tiene contaminación industrial.

Personal de la Conagua explicó que aun cuando no se rebasan los límites máximos permisibles en sólidos totales disueltos para consumo humano, que es de mil miligramos por litro, "en los últimos años se han duplicado estas concentraciones y es por el desarrollo industrial que tenemos"; incluso en el acuífero del valle de León se tiene contaminación hasta la profundidad de 120 metros, por presencia de cloruro de sodio y otros contaminantes causados por la reutilización de las aguas residuales provenientes de la ciudad con toda la carga industrial.

La calidad del agua que actualmente se emplea en términos generales para uso agrícola, se puede decir que es adecuada, dijeron, pero por otra parte, según información proporcionada por la Secretaría de Salud (SSG), "se sabe de la presencia de problemas de contaminación natural por arsénico, fluor y algunos metales pesados como fierro, plomo, mercurio en los acuíferos de la cuenca alta del río Laja, Doctor Mora, San José Iturbide", esto por la profundización de los aprovechamientos y "entre más abajo, mayores complicaciones de este tipo habrá".

Las principales causas y efectos, son las descargas de agua residuales, industriales, comerciales sin previo tratamiento, causan una pérdida de la calidad por contenido de tóxicos, químicos, orgánicos patógenos, invasión de malezas y algas, escasez para consumo humano originado por la sobreexplotación de cuencas y mantos; esto localizado en los municipios que conforman el corredor industrial y en las ciudades que concentran la mayor población urbana en el estado.

En la reunión participaron los diputados Arnulfo Montes de la Vega, Salvador Pérez Godínez, Anastacio Rosiles Pérez y Roberto Óscar Ruiz Ramírez, quienes se interesaron de manera particular en temas como la sobreexplotación de los mantos freáticos y la capacidad institucional de la Conagua para atender esta problemática, se pidió información sobre la situación de las concesiones entregadas a ejidos, cuando éstos son fraccionados y se consideró la necesidad de fortalecer la institución.

Montes de la Vega agradeció la sinceridad de los funcionarios y les hizo de un documento de trabajo que contiene propuestas de posibles reformas a la Ley Estatal de Aguas, para futuras aportaciones al mismo y del estudio de la UNAM sobre contaminación de agua en la entidad.

Antes de concluir la sesión, los diputados acordaron reunirse el 30 de abril con la titular de la CEAG, Angélica Casillas Martínez, para conocer su opinión sobre la necesidad de reformar la ley en la materia.



LAS MÁS AFECTADAS
León es una zona "altamente contaminada", al igual que el río Laja a la descarga del río Querétaro, existe dilución de esos contaminantes; al llegar a la confluencia del Laja-Lerma se observa la calidad del agua poco contaminada, igual que en Salamanca.

La parte alta del Turbio sigue muy contaminada con sólidos, materia orgánica, detergentes, grasas y aceites, metales pesados y sales.

Del agua subterránea, el promedio es de 600 miligramos de sólidos totales disueltos y los acuíferos que presentan mayor contaminación son: el valle de Celaya, sobre contaminación urbana y riego con aguas residuales; Salvatierra, Acámbaro y Valle de Acámbaro con "contaminación natural", en Pénjamo y Abasolo contaminación por agroquímicos que corresponden a la cuenca, parte baja del Lerma y Turbio y el valle de León, tiene contaminación industrial.