sábado, 10 de enero de 2009

CENTRO HISTÓRICO DE OAXACA, Un patrimonio muy descuidado

EL IMPARCIAL
Luis PARRA MEIXUEIRO
09/01/2009, 06:01:37 AM

El ruido y la basura de los comercios ambulantes, los anuncios a media calle obstruyendo el paso, los anuncios pegados en los edificios, entre otros aspectos, eclipsan la belleza de este patrimonio de la humanidad y causan deterioro en los inmuebles

El centro histórico de Oaxaca fue el primer sitio en México en ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la Organización de la Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en 1987 por iniciativa del arquitecto Rafael Vergara Rodríguez.

Debido a lo valioso de su naturaleza, sus monumentos, la antigüedad de sus civilizaciones, sus edificios, actividad cultural y gastronómica, la ciudad logró esta denominación como patrimonio mundial e inspiró como ejemplo a las ciudades como ciudad de México y Puebla para conseguir esta clasificación.

Sin embargo, toda esta riqueza se ve eclipsada por el descuido de sus propios habitantes. La basura regada por las calles, el tráfico y ruido que generan los comercios ambulantes, los anuncios que las tiendas ponen a media calle obstruyendo el paso, los carteles y graffiti que dañan a los edificios, son aspectos que impiden a este reconocido patrimonio histórico, ser disfrutado en plenitud por turistas y ciudadanos locales.

En opinión del artista plástico Francisco Toledo, las autoridades municipales deberían poner más atención a aspectos que descuidan el Centro Histórico, “yo quisiera que el Presidente Municipal un día diese una caminata por el centro, para ver las cosas irregulares que suceden todos lo días, la gente que se instala con fayuca, la basura, los anuncios a media banqueta, la intensidad del ruido que hay por todos lados. Que se pasee con un grupo ciudadano para verlo directamente”.

El Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) -que es una biblioteca- ha enviado tres veces cartas al municipio para que controlen el volumen de la música de los comerciantes que están afuera, “nunca nos han contestado”, señala el maestro.

Y explicó: “son muchos los aspectos que deberían controlarse, anuncios a media calle, macetones con agaves gigantes, que si alguien viene algo tomado en la noche podría hasta lastimarse. También hay muchos anuncios que se pegan en los edificios, se podría tener un centro histórico más bello si se colocaran carteleras para pegar los anuncios como hubo un tiempo antes, estos se pegan en las paredes porque no hay un espacio destinado para ellos”.

Para el maestro Toledo también los altos niveles del volumen de la música pueden deteriorar las estructuras de los edificios, “los decibeles la música pueden causar daños, las autoridades deberían controlar el volumen de los conciertos de rock y otros que se dan en las plazas, porque han causado ya daños en edificios como la catedral, donde las autoridades se han quejado antes de esto” por lo que el artista recomienda a los ciudadanos “hay que tener sentido común, para cuidar el patrimonio de todos”.

La sociedad, responsable del deterioro

Para el cronista de la ciudad de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Beltrán, el deterioro del centro histórico y sus monumentos es un asunto complejo, que es en mayor parte derivado de la irresponsabilidad de la ciudadanía, “por la gran cantidad de dinero que se ha invertido en obras como la remodelación de calles y monumentos importantes como los son el jardín Morelos el Llano, el jardín Conzatti y el Morelos, las calles de Hidalgo, Jalatlaco, Pino Suárez, Abasolo, Melchor Ocampo, la remodelación de la fachada de la Catedral -obra de gran complejidad- y la de la Alameda, del museo de la diversidad y del teatro Macedonio Alcalá podemos concluir que tanto el gobierno estatal como el municipal tienen interés por preservar y mejorar la imagen urbana para que tanto los oaxaqueños y los visitantes disfruten de la ciudad.

Oaxaca es una ciudad para disfrutarla, para caminarla, para gozar de la armonía de sus colores, de la luz natural, una luz que Rufino Tamayo calificaba por su transparencia como única en el mundo, no se puede ver en otra parte. Si somos justos debemos admitir que desde hace 59 años que se remodeló el complejo arquitectónico de La Soledad hay interés de parte del gobierno por preservar y mejorar la imagen de los monumentos.

Estas remodelaciones son impresionantes, por su complejidad, un claro ejemplo es la explanada de Santo Domingo de Guzmán la cual ganó el premio Reina Sofía otorgada por el gobierno español como la mejor de las restauraciones del mundo en el 2002. Es impresionante la limpieza de la fachada de San Agustín y la de San Felipe”. Sin embargo, el cronista indica que la responsabilidad radica en la ciudadanía. “Es una responsabilidad mayor de la sociedad cuidarlo y mantenerlo, es como si un padre regalase una bicicleta a un niño, el niño debe cuidarla, limpiarla engrasarla para que ésta se conserve correctamente. Lamentablemente no es así, nadie se interesa por cuidarla, la gente tira la basura afuera de las papeleras y desde la ventanilla de su auto a la calle, los vendedores ambulantes dejan toneladas de basura en las calles al igual que los plantones y las marchas, ponen sus camiones y automóviles sobre la cantera recién remodelada”, indicó.

“La gente no tiene conocimiento de lo que significa tener un patrimonio de esta importancia, sólo existen unos 180 centros en el mundo con esta clasificación, que dentro del universo de ciudades en el mundo, es un número muy exclusivo. Es como si la gente tuviese un diamante en sus manos y no lo valorase”, dijo Vasconcelos Beltrán

‘Ambulantaje’ un problema complejo

En tanto, la presidenta del Consejo de Comerciantes del Centro (Cocentro), Fabiola García Calvo, considera que las continuas manifestaciones aumentan el deterioro, “la situación de las manifestaciones afecta la actividad económica del estado en más de una forma; no sólo se daña el patrimonio y la imagen, sino también la economía, la gente no quiere acercarse a comprar a los negocios cuando hay manifestaciones.

En esta pasada temporada navideña solicitamos permiso a la Arquidiócesis para usar el atrio de la catedral para crear una nueva tradición popular de arrullar al niño, costumbre que se realiza en las principales ciudades coloniales y una tradicional pastorela, pero cuando instalamos el templete y el sonido, un grupo civil lo ocupó para manifestarse sin ningún respeto a la autoridad del párroco ni a las gubernamentales.

Pedimos a la Secretaría de Turismo que hablara con ellos, pero no les hicieron caso, al igual que a las autoridades municipales, hablé con ellos para pedirles por favor que se retiraran y no hicieron ningún caso, irónicamente se manifestaban contra la represión, pero al no permitir las actividades culturales y económicas, ellos dañan al patrimonio de los oaxaqueños”.

Para la presidenta del Cocentro el ambulantaje no sólo daña la imagen de la ciudad y su patrimonio, también es un obstáculo para el desarrollo económico del Estado “imaginemos un comercio que paga 8 mil pesos de renta más impuestos y servicios, y que afuera del establecimiento tenga un puesto de dos metros que no deje ver su mercancía, o como en el caso de un negocio como Eléctrica Mexicana, el cual da empleo formal a 80 personas y sus clientes no puedan estacionarse, ni ellos entrar ni salir para realizar su entregas por estar bloqueados.

El ambulantaje perjudica no sólo a los comercios establecidos sino a todo el país, también a los consumidores, porque los productos que se venden, no son mexicanos y no tienen ninguna garantía” expresó.

Sí existe voluntad de los comerciantes.

El líder de la Unión de Comerciantes Fijos y Semifijos de Oaxaca (UFASCO), Roberto Mendoza López, afirmó que sí existe la voluntad para solucionar los problemas que genere el ambulantaje, siempre y cuando se les reubique en un proyecto digno, con servicios de calidad: “nosotros creemos que el problema del ambulantaje es un problema social, para nosotros es muy importante que el Centro Histórico sea distinguido como patrimonio de la humanidad, pero no es algo que sólo involucre a los monumentos. En Oaxaca hay pobreza extrema, mucho desempleo y faltan fuentes de trabajo para profesionistas que muchas veces deben ingresar en el comercio informal, estos son entonces la suma de muchos problemas complejos.
El ambulantaje radica y se origina de los mismos, a parte de ser Patrimonio de la humanidad, por sus calles edificios y cultura, también Oaxaca es un estado sin fábricas, sin industria importante y sin oferta de empleo, una ciudad donde la mayor parte del ingreso proviene de la derrama que genera el turismo.

Nosotros queremos a Oaxaca y vamos a poner todo de nuestra parte para encontrar soluciones convenientes para todos. Pero se debe comprender que los comerciantes tienen familias que alimentar, no pueden vivir sin ingreso ni quitar un pedazo de cantera de un edificio para dar de comer a sus hijos. Se deben entonces crear lugares dignos donde establecernos y reubicarnos”, expresó.

El líder de los comerciantes confirmó su voluntad de reubicarse, en espacios adecuados y convenientes “aquí hay casas céntricas que se pueden adaptar, pero los comerciantes no podemos hacer la inversión, la gran mayoría vive al día. Hemos cooperado porque nos interesa el bienestar de la ciudad, dejamos el zócalo y la alameda, para que sean sitios de esparcimiento, salimos de ahí pero no vemos la solución andamos por todas partes como gitanos, tienen que existir lugares adecuados y bien ubicados, no nos podemos arriesgar a que miles de familias se queden sin ingreso.

Los mercados fijos de la ciudad, no están en buenas condiciones. Nosotros haremos todo lo que sea necesario, para que Oaxaca progrese, lo vamos a hacer, tenemos un buen gobernador que impulsa el desarrollo, es importante porque él sabe que el estado carece de industria, se está trabajando en embellecer la ciudad, este diciembre pudimos comprobar que el turismo comienza a regresar, esto es importante para que la cadenita del ingreso comience a funcionar. Claro que estamos de acuerdo en reubicarnos, pero en lugares funcionales, con servicios, no como sucedió con los comerciantes de la plaza Aldama a quienes dejaron abandonados a su suerte. Necesitamos que los lugares sean atractivos para que el turismo vaya, como sucede en otras ciudades, como el Distrito Federal y Monterrey donde han reubicado a los comerciantes en carretas de madera, los cuales dan una bella imagen al turismo, para que este tenga confianza y vaya, y pueda ser un atractivo turístico más.

Mendoza López ratificó que los comerciantes estarían dispuestos incluso a pagar impuestos, si recibiesen un lugar con servicios de calidad, ellos ya pagan una licencia anual de costo variable “somos miles y miles de comerciantes a nivel nacional, si se les incluyera, se podría lograr una mayor recaudación, para costear esos servicios”.

Para conocer la postura oficial, EL IMPARCIAL solicitó una entrevista con la directora General del Centro Histórico, Thelma Soledad Neri Caballero, quien volvió a negar una entrevista a este medio por segunda ocasión, argumentando no estar “capacitada” para dar entrevistas, e incumpliendo con una obligación moral que tienen los funcionarios públicos con la ciudadanía y su derecho de conocer información con transparencia, característica indispensable de cualquier Estado moderno.

El centro histórico de la ciudad de Oaxaca es patrimonio de toda la Humanidad, cuidarlo es responsabilidad heredada de todos los oaxaqueños, funcionarios y ciudadanía, como lo expresó el arquitecto al que se le debe el proyecto de decreto por la UNESCO, Rafael Vergara, en una entrevista para el diario comunicación en el año 2000: “Para alcanzar este objetivo, es prioritario que el Gobierno estatal, en su calidad de depositario natural de los bienes culturales del pueblo oaxaqueño, ejerza las facultades que le confiere el mandato constitucional, párrafo tercero del articulo 26, en materia de política de conservación del Patrimonio Cultural, creando, como primer punto, un organismo descentralizado de carácter estatal, con personalidad y patrimonios propios, al que se le denominaría: Centro Estatal de conservación del patrimonio cultural de la humanidad”.

EL APUNTE
La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), aprobó en diciembre de 1972, conjuntamente con los estados miembros de la organización, la convención para la protección del Patrimonio Mundial

10
millones de pesos (de los de antes) costó del estudio técnico y gráfico
El proyecto "Oaxaca, Patrimonio Cultural de la Humanidad" se presentó en febrero de 1986 al gobierno del Estado, para que el Centro Histórico de la Ciudad de Oaxaca fuera declarado por la UNESCO con dicha categoría.
477
Años han transcurrido desde que Oaxaca fue elevada a la categoría de Ciudad; fue la primera en solicitar el proyecto de decreto como patrimonio de la Humanidad, e inspiró a que se les uniera ciudades como Puebla la Ciudad de México y Guadalajara, para obtener esta distinción el 11 de diciembre de 1987.

1 comentario:

jacker dijo...

It seems my language skills need to be strengthened, because I totally can not read your information, but I think this is a good BLOG
jordan shoes