jueves, 31 de mayo de 2007

El 20% del líquido derramado en El Charco viene de cañerías

Por: Emmanuel Moreno,
Jueves, 31 de Mayo de 2007
Correo

SAN MIGUEL DE ALLENDE

El encargado de despacho del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de San Miguel de Allende (SAPASMA), Alfonso Sautto Agundis, reconoció que la llegada de aguas negras a la zona de preservación ecológica El Charco del Ingenio fue una falta de providencia por no hacer taponamientos.

Sin embargo, dejó en claro que de los más de 300 metros cúbicos del vital líquido derramado, apenas un 20 por ciento procede de las cañerías, ya que el resto es agua pluvial.

Tras la denuncia interpuesta por César Arias, representante legal del jardín botánico decretado por el Ayuntamiento como zona de preservación ecológica, la Sapasma respondió que este miércoles estuvieron presentes en el lugar para tratar de remediar el daño causado.

"Por mucho tiempo las personas que viven en el fraccionamiento de Palmita de Landeta han tenido problemas porque en tiempos de aguas no hay una diversificación de lo que son las aguas negras y las aguas pluviales; todo cae a las alcantarillas del sistema colector municipal y eso nos lleva a que cuando se llega una avenida de aguas extraordinaria se llenen las alcantarillas y vayan directamente al colector, pero me gustaría comentarle al señor César Arias que manejó un flujo de entre 300 y 400 metros cúbicos de afluente, que tal vez sí es esa cantidad, pero no todo es de aguas negras, yo creo que allí y me voy a ir largo".

Sautto Agundis refirió que las aguas entraron por los pozos de visita que vienen del colector que es responsabilidad de la SAPASMA, pero que en la zona también existen granjas de puercos y pollos, propiedad de los habitantes, por lo que las aguas negras también arrastraron desechos orgánicos de los animales, que es lo que provoca que se vean algunas natas sobre el agua.

En cuanto a la petición hecha por el representante legal de El Charco del Ingenio para que las aguas sean retiradas con pipas y no que sean arrojadas al arroyo, Sautto Agundis sentenció que están dispuestos a cumplir "caprichos".

"Creo que lo más conducente es alejar las aguas acumuladas en el reactor biológico y para mi punto de vista lo podríamos hacer con unas bombas para expulsar el agua acumulada y liberarlas hacia el sembradío, son aguas que no son negras, pero si nos vamos a poner a complacer algunos caprichos, entonces el departamento de Ecología está en la mejor disposición de ayudarnos con las pipas, porque en SAPASMA no tenemos de ese tipo".

El encargado de Sapasma expresó que no se puede hablar de un daño hacia la zona de riesgo porque se resuelve con una acción rápida y no tendría consecuencias, pero lo que a él le interesaría más es observar la mala calidad con la que fue hecha el reactor anaeróbico.

1 comentario:

Laura Sánchez dijo...

Si el responsable del Sapasma, hace la cosas como se expresa, seguramente lo que hace son aguas negras. Es increible la falta de seriedad de ese funcionario que obviamente no sabe nada de aguas, ni negras, ni pluviales ni de otro tipo. Asumir responsabilidades es para este funcionario cumplir caprichos. Si esto pasa con la primera lluvia fuerte de un día, qué pasará cuando lleguen las lluvias, pues señor Sautto todavía no han llegado para su conocimiento. Qué le va a pedir usted a la Providencia por no haberla tomado en cuenta a tiempo.
Como diría el refrán "La iglesia en manos de lutero".